10 de septiembre de 2011

6 de septiembre de 2011

Too wild to die, too young to worry



Cambios, todos pasamos por ellos, cambiamos tanto a mejor como a peor. Siempre estamos cambiando, lo único que es cierto es que no lo haríamos si no quisiésemos, está en nuestras manos decidir cambiar, no en la de los otros. Pero, a veces lo único que queremos es que todo se quede como está.




A veces necesitamos una nueva perspectiva de como mirar las cosas.




Vivir la vida sin prejuicios y sin preocuparse en lo que piensen los demás.



Que yo te necesite no significa que tú me necesites a mí y, pensar eso, es una de las cosas que más me duelen ahora mismo.